miércoles, 22 de noviembre de 2006

Dia 17

Un fresco amanecer disfrute a mi salida de Córdoba Ver y al tomar la carretera lo primero que me saludo fue el pico de Orizaba, justamente en frente de mi y brillando con el destello del sol que recién salía.Tome mi paso muy suavemente y de repente tuve mi segundo encuentro con otro ciclista también de ruta, nos saludamos y platico brevemente conmigo y de despedida nos tomamos una foto, este ciclista de Nombre Federico López me adelanto algo mas de lo que me esperaba adelante y le agradecí sus consejos y siguió su entrenamiento y poco a poco fue desapareciendo de mi vista en su humilde Bici Merida de fibra de carbono.Desde la salida de Córdoba todo fue subida como estaba esperado y pasando la caseta ya se lograba ver con claridad hacia donde me dirigía y a partir de ese momento me prometí que seria un placer platicar un ratito con esas subidas, y empezó el chaca chaca a golpe de pedal, y en las primeras 3 horas logre completar exitosamente 33 km y ya había ascendido de 800 mts a los 1600 mts sobre el nivel del mar, y justo en un mirador pare a descansar a tomar un refrigerio y a tomar fotos del pico de Orizaba desde una perspectiva muy especial, pues lo he podido retratar de cara a Veracruz y ahora de cara a Puebla.Me estire un poco y comencé de nuevo la segunda etapa del día, y me llevo unos 5 km (35 min) tomar el ritmo pues las cuestas en verdad son algo serio y no les miento.Me apoyé mucho en mi Polar (monitor de Frecuencia cardiaca) y afortunadamente no excedí mas que en una ocasión las 150 pulsaciones por minuto y mi promedio general fue de 139 pulsaciones por minuto en la segunda etapa de 3 horas.Cada kilómetro que subía se hacia mas frío el aire e increíblemente al km 50 de asenso el altímetro rebaso los 2000 metros de altura y para haber comenzado en 800 mts, imagínense al organismo como tiene que acelerar el proceso de adaptación para continuar y seguir pedaleando sin malestares, que afortunadamente mi organismo y metabolismo se adaptaron de maravilla y mi frecuencia cardiaca tuvo solo un pequeño incremento, así que seguí porque sabia que estaba ya entrado con un buen paquetito y si paraba ya no podría continuar con la cadencia que llevaba y le pegue con todo hasta la cima donde hay un pequeño pueblo de nombre San Pedro, justo en el km 67 y donde el altímetro registro los 2650 metros sobre el nivel del mar.No podía creerlo había roto mi record tratándose de un asenso en bici, y teniendo en cuenta que ya tengo acumulado en las piernitas 1500 km y jamás había experimentado salir de una altura menor a los 1000 mts y llegar a los 2650 mts, disculpen que me emocione pero los que practicamos esto pueden saber de que les hablo.De aquí en adelante fue bajadita hasta llegar a La esperanza, un pequeño poblado que se encuentra a 1 km de la caseta de cobro.En resumen, fue un día de magníficos paisajes, de incontables emociones internas, de lucha constante y de un sabor, que al terminar la rodada solo pensaba en lo afortunado que soy por poder hacer esto, como tampoco olvidare jamás el día de ayer cuando mis piernas se negaban a seguir adelante y donde recibí ayuda “Muy especial” para concluir la rodada, y fue entonces ya en la noche que entendí todo cuando me encontraba cenando en una fondita cuando vi un letrero en la pared que decía “La derrota no existe excepto cuando nos damos por vencidos”Y aquí estoy en La Esperanza disfrutando de la tarde y del Clima frió que ya se siente aquí en Puebla, y quisiera contarles algo de este lugar pero dejémoslo en que es un tranquilo pueblito con 5 calles de extensión en su avenida principal y que tiene una vista del Pico de Orizaba donde puedes sentarte en una banca y meditar contemplado su arbolada en su camellon central.Mañana les subiré algunas fotos de hoy, ya que aquí la conexión es por teléfono y es casi imposible subirlas al sitio.Leí un cometario en el que me piden que adelante algo del lugar que visitare en mi próxima rodada y con gusto les comunico que Si Dios quiere mañana rodare a Puebla donde pasare la noche e iniciare mi escapada final al Distrito federal que tal vez sean 2 días para llegar al ángel de la independencia y que por supuesto les comunicare un día antes la hora y el día de mi llegada por si quieren ir a ver un chilango brincar de alegría en el ángel y sin que la selección Nacional Gane un partido.